De la actitud conservadora a fomentar el intra-emprendimiento

  • La actitud conservadora se basa mucho en la tradición, en lo que ya se ha demostrado que funciona.
  • Nos quedamos a la espera “a ver qué pasa” y no se toman riesgos.
  • La actitud conservadora puede resultar muy útil en determinadas circunstancias.
  • Ahora bien, en entornos donde las irrupciones tecnologías que cambian los modelos de negocio están muy presentes la actitud conservadora puede poner en peligro la propia supervivencia de la organización.
  • Actualmente también las disrupciones pueden ocurrir cada vez más y en más sectores, de manera que pocas empresas tienen la certeza de quedarse al margen.
  • Una opción es fomentar el intra-emprendimiento
  • Crear equipos compensados, dotados de las herramientas necesarias para innovar y detectar nuevas lineas de negocio.

Pasos a la acción:

Facebook Comments

Scroll al inicio